Presidente de AENOR

“Hoy, hay más de 80.000 centros de trabajo certificados por AENOR en el mundo”


ENTRE LAS FORTALEZAS DE AENOR SE ENCUENTRA CONTAR CON AUDITORES PROPIOS O QUE TRABAJAN EN EXCLUSIVA, LO QUE LE PERMITE UNA GESTIÓN EFICAZ DEL CONOCIMIENTO EN BENEFICIO DE LAS ORGANIZACIONES CERTIFICADAS.


D. Carlos Esteban --

¿Cómo se está adaptando la certificación a la evolución de los valores de la sociedad?

La sociedad está en un proceso de cambio y, en consecuencia, lo hacen los valores más considerados por ésta. En la actualidad, las organizaciones que deseen conseguir el éxito a largo plazo deben responder y compartir esos valores de la sociedad. En este sentido, la certificación puede desempeñar un papel esencial para que una organización sea eficaz a la hora de trasmitir a la sociedad sus compromisos. Desde luego, la certificación sigue teniendo un papel crucial en las relaciones B2B pero, cada vez más, también hacia los consumidores.

Hoy, el concepto de calidad es global. Poner en el mercado productos y servicios respondiendo a lo que esperan sus destinatarios es el punto de partida. Las empresas deben hacerlo cuidando también los grandes temas que preocupan a la sociedad, como la sostenibilidad, responsabilidad social o innovación.

Un ejemplo ilustrativo de los últimos desarrollos como respuesta a los nuevos valores es la certificación de Bienestar Animal AENOR Conform, desarrollado junto al Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) y basado en el referencial Welfare Quality®, la referencia  en Europa en materia de bienestar animal. Entre otras ventajas, este certificado demuestra la preocupación de la empresa por el cuidado de los animales, expresando un compromiso a largo plazo con las buenas prácticas, en sintonía con las preferencias de los consumidores. Estamos en la mejor posición para lanzar este tipo de certificaciones, porque AENOR es la entidad de certificación con un reconocimiento amplio entre los consumidores.

Desde su creación, AENOR viene desempeñando un papel tractor en la resolución de las brechas de competitividad de las empresas, sectores y sociedad. El valor añadido que aporta AENOR en la solución de dichas brechas es generar confianza entre los agentes económicos de  una sociedad sobre la base del conocimiento, los valores y la competitividad. Así, en su momento ayudamos a superar la brecha que tenía España en materia de calidad e industrial y posteriormente venimos contribuyendo a salvar otras en las que nuestros sectores se juegan su competitividad, como las relativas a la sostenibilidad, la innovación o la digitalización.

Para desarrollar este papel, entre nuestras fortalezas se encuentran contar con un cuerpo de auditores propios o que trabajan en exclusiva para la entidad, lo que nos permite una gestión eficaz del conocimiento en beneficio de nuestros clientes. Asimismo, estamos próximos a las fuentes de conocimiento; y disponemos de capilaridad geográfica y sectorial gracias a las 20 sedes en España y el desarrollo de operaciones en 90 países del mundo. Hoy, hay más de 80.000 centros de trabajo certificados por AENOR en el mundo.

¿Qué piden hoy los clientes empresariales y particulares cuando demandan calidad?

Como antes avanzaba, el concepto de calidad ha evolucionado y hoy es más global. Hemos pasado de una calidad industrial, ligada a los procesos en los años 80, a un concepto integral en la actualidad, en el que se incluyen cada vez más intangibles, como la ética, la responsabilidad o la sostenibilidad.

Sólo hay que ver cómo ha cambiado el papel del responsable de calidad en los últimos años. Su conocimiento integral de la organización y sus procesos lo sitúan cada vez en mejor posición dentro del organigrama de cualquier empresa.

¿Cuáles son las certificaciones más demandadas en el sector de los montajes y mantenimientos industriales?

Las certificaciones más extendidas en este sector, al igual que sucede con todos los sectores de actividad económica, son las del Sistema de Gestión de la Calidad según la Norma UNE-EN ISO 9001 y la del Sistema de Gestión Ambiental UNE-EN ISO 14001. Tanto en España como en el resto del mundo.

Las ventajas de la certificación según la Norma UNE-EN ISO 9001 pueden resumirse en tres: mejora de los procesos y eliminación de los costes -incluyendo los directamente monetarios- de la “no calidad”. Este efecto es mayor, si cabe, en el caso de las pymes; mayor implicación de los profesionales con la consecución del trabajo bien hecho, de forma sostenida; y mayor convicción en la transmisión a todos los públicos de una entidad, del compromiso con la calidad. A esto puede añadirse la consideración positiva en licitaciones públicas.

En el caso de la certificación de Gestión Ambiental UNE-EN ISO 14001, las ventajas son numerosas, aunque pueden resumirse en tres: transmite compromiso de forma directa y creíble; se obtienen beneficios económicos por la optimización del consumo de energía, materias primas y agua, y por la mejora de los procesos; y reduce riesgos legales.

A todo esto, hay que añadir que la organización se somete, voluntariamente, a un examen de un tercero independiente, y que se esfuerza todos los días por el trabajo bien hecho.

Además, AENOR innova con certificaciones que dan respuesta a las necesidades específicas del sector de montajes y mantenimientos industriales, como la del Sistema de Gestión de la Calidad para Automoción según la Norma IATF 16949 o la del Gestión de la Calidad en el Sector Aeroespacial conforme a la serie de Normas EN 9100, entre otras.

¿Qué papel cumplen en la internacionalización de las empresas?

Las empresas son cada vez más internacionales y necesitan, a su lado, certificadoras que sepan acompañarlas eficazmente en su proyección; que sean capaces de proveerlas de los servicios necesarios allí donde los necesiten y con un nivel de calidad uniforme.

Por eso, AENOR cuenta con el factor competitivo de su capilaridad, desarrollando operaciones en 90 países del mundo en las distintas actividades de evaluación de la conformidad, formación y servicios de información, a través de sus sociedades. Especialmente en Latinoamérica, donde es la entidad de referencia de certificación en varios países.

La certificación es un verdadero pasaporte de calidad, que ayuda a las empresas a abrir nuevos mercados, y a la exportación de sus productos y servicios.

La digitalización es uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas. ¿Cómo lo está abordando AENOR?

Para que la transformación digital tenga éxito, además de la apuesta por el uso de la tecnología, hay otros factores que son claves, como la confianza. Existen tres áreas especialmente sensibles en las que la generación de confianza es crucial: conectividad y computación; generación y uso de datos; y ciberseguridad.

AENOR está abordando la transformación digital desde dos ámbitos: externa e internamente.

Externamente -para acompañar a las organizaciones en su proceso de transformación y contribuir a la generación de confianza-, AENOR ha desarrollado un ecosistema digital integrado por un conjunto de certificaciones que, respondiendo a las buenas prácticas internacionales, acreditan que las organizaciones avanzan correctamente en su proceso de digitalización. Entre otros ejemplos, se encuentra la certificación de Seguridad de la Información según el estándar ISO 27001, la de Calidad de Servicios de Tecnologías de la Información (TI) ISO 20000 o la de Gestión de la Continuidad del Negocio ISO 22301. España se encuentra en el top ten mundial de estas certificaciones, según el último informe mundial de Organización Internacional de Normalización (ISO).

Internamente, AENOR está desarrollando un completo proceso de transformación digital que contribuirá a impulsar sus operaciones y los servicios que presta, para seguir estando a la altura de lo que necesitan los sectores productivos. La entidad está profundizando en la digitalización en sus procesos core, así como implantando soluciones tecnológicas de vanguardia; que aportan seguridad, colaboración y movilidad a la plantilla de la organización. Además, AENOR ha optimizado y mejorado sus procesos, mediante la integración de distintas herramientas tecnológicas en una única plataforma en la nube.

Asimismo, la entidad ha abordado un proyecto innovador de aplicación de Inteligencia Artificial en el acceso a las normas. El objetivo es que el usuario pueda encontrar la información que busca en los estándares de forma rápida e intuitiva. Así, por ejemplo, con la aplicación de la inteligencia artificial en la consulta de normas, los usuarios podrán saber en cuestión de segundos qué requisitos de seguridad aplican a su producto o cuáles son las dimensiones/tolerancias de fabricación.

España vuelve a estar en el top ten mundial de certificaciones en el último estudio de ISO. ¿Qué valoración hace?

Muy positiva. En España, tenemos uno de los mejores sistemas de calidad. Las empresas españolas, sus productos y servicios son altamente valorados en el extranjero.

Es bastante elocuente que España venga figurando entre los diez primeros países del mundo en las principales certificaciones según el estudio que año tras año publica ISO. Por ejemplo, en Gestión de la Calidad ISO 9001 España es el 7º país del mundo, con cerca de 32.000 certificados. En Gestión Ambiental ISO 14001, España es el 5º país del mundo, con más de 13.000 certificados.

Es llamativo que España, siendo actualmente la 13ª economía mundial, ocupe estas destacadas posiciones en la clasificación internacional de certificaciones, más aun disponiendo de un parque empresarial inferior al de otros países.

Esto dice mucho de cómo trabajan nuestras empresas. AENOR aportó un valor significativo para ayudar a colocar a España en el G20.

A esto se suma que AENOR ocupa estas destacadas posiciones mundiales a pesar del tamaño de su parque empresarial.

La calidad podría ser una característica distintiva de la Marca España.

Dos de los hitos de 2018 son la publicación de la nueva Norma ISO 45001 de Seguridad y Salud en el Trabajo y la revisión de la ISO 50001 de Gestión de la Energía. ¿Qué tienen que hacer las empresas certificadas para adaptar sus Sistemas de Gestión y cuál es el plazo?

La norma ISO 45001 es la primera Norma internacional que establece los requisitos para implantar un Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo eficaz, apostando por la mejora continua. La publicación de esta Norma anula el estándar OHSAS 18001, el más extendido, aplicándolo organizaciones de 130 países.

Actualmente, más de 6.800 centros de trabajo en el mundo cuentan con este certificado de AENOR. Las empresas certificadas conforme a la ISO 45001 dispondrán de un periodo de tres años, hasta marzo de 2021, para realizar la migración. La transición podrá realizarse durante la auditoría de renovación o seguimiento habitual o durante  una auditoría extraordinaria específica con el objetivo de realizar dicha migración.

Entre otras mejoras, la norma ISO 45001 refuerza el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo en la estrategia general de negocio de las organizaciones, así como el liderazgo de la alta dirección.

Además, pone más énfasis en el contexto en el que trabaja la organización y en la gestión de sus riesgos. Asimismo, presenta la estructura de alto nivel común con las normas de sistemas de gestión de ISO, como la ISO 9001 y la ISO 14001, para facilitar su integración.

Por su parte, la nueva versión de la ISO 50001 presenta un mayor enfoque al negocio, incluye el pensamiento basado en riesgos y da mayor importancia al análisis del contexto. Además, incorpora la estructura de alto nivel.

Se trata del estándar de Gestión de la Energía más utilizado en todo el mundo con cerca de 23.000 organizaciones certificadas. 9 de cada 10 empresas certificadas recomiendan su certificación, porque ayuda a reducir hasta un 30% sus costes energéticos. Las empresas certificadas disponen de tres años para adaptar sus sistemas de gestión.

AENOR ha certificado cerca de 700 emplazamientos en todo el mundo con la ISO 50001.